I. Visión de Conjunto sobre las Tres Bendiciones
1. El significado de las Tres Bendiciones

Si los Cinco Evangelios son una teoría y doctrina para el crecimiento de nuestra creencia, hay una necesidad   para practicar y aplicar a los Cinco Evangelios. Porque una teoría y doctrina sin la real aplicación no tiene sentido sino que terminará como una discusión de mesa. La aplicación de los Cinco Evangelios son las   Tres Bendiciones. Las Tres Bendiciones no sólo enfatiza un solo aspecto de nuestra vida, sino que toca todos los aspectos del hombre sea el espíritu, alma y cuerpo físico. Las Tres Bendiciones son un término que abarca la completa salvación del hombre.

2. Las Tres caídas y las Tres Bendiciones

1) Las Tres caídas
Cuando Adán y Eva tomaron del fruto de la ciencia del bien y del mal sus espíritus murieron como lo había dicho Dios(Génesis 2:16,17). La muerte espiritual significa que está separado de Dios. Es decir que cayo de una vida de Dios centro a lo   humanismo y en consecuencia ellos ya no podían vivir en el jardín de Edén con fe y obediencia, y bajo el poder de Dios; mas   cayeron a un mundo en donde ellos mismos tenían que luchar, buscar sus propios medios y vivir de acuerdo a los conocimientos que ellos tuvieren.

Por la corrupción de Adán y Eva la tierra fue maldita e hizo crecer espinas y cardos (Génesis 17, 18). Desde entonces hasta ahora, en la vida del hombre no hay un lugar que no   haya   espinas y cardos. Aunque el hombre intente mejorar su situación con grandes desarrollos de ciencia, no puede sacudirse de estas espinas de   dolores, de odio, de temor, de miedo, de desesperación de ansiedad, de muerte. Estas espinas en los hogares, en la sociedad y en el mundo hace que el hombre se sacuda y tiemble del sufrimiento.

Porque Adán se rebeló en contra de Dios, todos nosotros estamos destinados a morir y regresar a la tierra de donde fuimos tomados (Génesis 3:19). La muerte y las enfermedades llevan al hombre a la muerte y los alcanza sin cesar.

2) Las Tres Bendiciones
La razón por la que el Señor padeció en la cruz fue para redimirnos de todo nuestros pecados e iniquidades. Cuando el Señor clamó en la cruz "consumado es", todos nuestros pecados del pasado, presente y futuro fueron limpiados y nos hizo sin pecado y sin vergüenza para presentarnos delante de Dios.

También el Hijo de Dios quien es la fuente de toda bendición tomó nuestra maldición y derramó su sangre en la cruz, así destruyó el poder de la maldición, para quitar de nosotros la espina de ansiedad, incertidumbre, temor y desesperación, desanimo, y muerte, culpabilidad y el pecado. Una vez que termine la obra, de dentro nuestro corazón sobre abundará   una fuente de paz y de bendiciones.

La maldición física de enfermedades y muerte que había llegado   al mundo por la caída de Adán fueron totalmente limpiados. De modo que mientras vivamos nuestra vida debemos tener siempre presente la redención de Cristo, y clamar nuestro derecho de salud y la sanidad divina. También el cristiano recibió en él la semilla de vida eterna (I Corintios 15:42-45)