De la Teología del Evangelio Completo  se basa en los Cinco Evangelios. Los Cinco Evangelios se refiere al Evangelio de Regeneración (volviendo a nacer de nuevo), el Evangelio de la Llenura del Espíritu Santo, el Evangelio de la Sanidad Divina, el Evangelio de la Bendiciones, y el Evangelio del Advenimiento. Los Cinco Evangelios representa a los cinco importantes elementos de la Biblia. Los cinco Evangelios trata sobre el comienzo, la progresión y el resultado de la Teología Cristiana y representa el centro de la fuente de fe de todos los cristianos.
I. El Evangelio de Regeneración
El primer pilar de Cinco Evangelio es el del Evangelio de Regeneración. El de volver a nacer es un requisito previo a la salvación (San Juan 3:3). De modo que el Evangelio de Regeneración se puede también llamar el Evangelio de Salvación.

1. El Camino de Regeneración

Para que el hombre sea libre de la maldición del pecado, del juicio final, y del dominio de Satanás, el hombre primeramente deberá tener la salvación. Por la rebelión de un solo hombre, Adán, toda la humanidad está destinado a nacer en pecado (Romanos 5:16), y están destituidos de la gloria de Dios y no lo pueden alcanzarlo por su propios medios. (Romanos 3:23)

Inmediatamente después que Adán cometió pecado, Dios profetizo un plan de salvación.

"Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar" Génesis 3:15

En este pasaje la simiente de la mujer se refiere a Jesucristo, como también muchos profetas luego profetizaron de él. Como fue profetizado, Jesucristo llegó a ser un sacrificio vivo por la salvación de toda la humanidad. La salvación que fue posible por el padecimiento y la muerte de Jesús en la cruz tiene cuatro significados. Primero, el sufrimiento y la muerte en la cruz señalan al hombre, cuál es el resultado del pecado (Isaías 53:5) Segundo, muestra al hombre de cuán grande es el amor de Dios hacia la humanidad (Romanos 5:8) Tercero, enseña al hombre el verdadero valor de cada hombre (San Mateo 16:26) Cuarto, muestra al hombre el costo de la reconciliación (Isaías 53:6)

2. El Método de la Regeneración

Hay dos condiciones para la regeneración, son el arrepentimiento y la fe. El arrepentimiento y la fe son uno solo e iguales como ellos se manifiestan simultáneamente, así se puede decir que son la cara de una moneda. La primera palabra hablada por Juan el Bautista fue "Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado" (Mateo 3:2) hizo eco con Jesús que dijo "Arrepentíos y creed en el evangelio" (Marcos 1:15) Después de haber sido llenos del Espíritu Santo, también Pedro clamó diciendo "Arrepentíos para que sean borrados vuestros pecados" (Hechos 2:38, 3:19)

La otra condición es la fe. Así como Pablo testificó a los guardas de la prisión en Filipos diciéndole "Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa"? (Hechos 16:31). Esta fe de salvación nos es otorgado por Dios y se basa sobre el fundamento de nuestra fe en la promesa de Dios. Es el Espíritu Santo que llegó sobre nosotros que hace posible tener fe en Cristo Jesús como nuestro salvador (I Corintios 12:3)

3. El Resultado de la Regeneración

Cuando nosotros nos damos cuenta de nuestros pecados, y nos arrepentimos con la aceptación de Jesucristo como nuestro salvador, qué resultado traerá nuestro arrepentimiento? Primero, El Espíritu Santo, nuestro consolador, vendrá dentro de nosotros y residirá en nosotros (Romanos 8:11)

Segundo, seremos emancipados de las leyes del pecado y de la muerte (Romanos 8:1,2)Tercero, recibiremos el poder de ser hijos de Dios (Juan 1:12)Cuarto, gozaremos de la gran bendición que Dios ha preparado para nosotros (III Juan 1:2)